El coronavirus y las entregas de Correos

No voy a hablar sobre el tema porque todo el mundo ya lo está haciendo, unos con aciertos y otros difundiendo bulos, sean conscientes de ello o no, eso ahora mismo no importa.

De lo que voy a hablar es sobre el reciente estado de alarma decretado el pasado 14 de Marzo por el Gobierno español que nos afecta a todos. Entre otras cosas cierra prácticamente todo tipo de negocios físicos además de los espacios públicos de gran afluencia de personas como bares, restaurantes, estadios, teatros, discotecas, parques, jardines, playas y bibliotecas. Sólo se permite permanecer abiertos los comercios de alimentación, las tiendas de alimentos para animales, las farmacias y parafarmacias, las entidades financieras y de seguros, las gasolineras, los estancos, los quioscos, las peluquerías (ya no) y, lo más sorprendente que ha incluido el presidente Pedro Sánchez, las tintorerías. Sorprendente, sí, pero con toda su lógica ya que en ellas van a desinfectar toda la ropa que le llevemos además de la de los hospitales.

También se podrá salir de casa para ir a centros sanitarios o dar servicio en dichos centros, para ir al trabajo quien no tenga más remedio, para volver a la residencia habitual, para atender a colectivos vulnerables, para desplazarse a entidades financieras y de seguros y para sacar a pasear a la mascota que tengamos en casa.

Estas circulaciones deberán producirse de manera individual salvo en casos de discapacidad. Por supuesto, podrán usarse vehículos para estos fines y para repostar.

Correos y todas las empresas de mensajerías también estarán abiertas atendiendo al público con las debidas medidas de protección para el personal así que no hay que preocuparse de si mi compra online llegará en breve o por el contrario se retrasará la entrega los 15 días que va a durar el estado de alarma decretado por el Gobierno.

Según en qué zonas Correos tiene un horario muy limitado y unos servicios mínimos, para el pago de recibos y poco más. El envío de pedidos no es una prioridad, aunque te atienden igualmente. Lamentablemente en Málaga, por eso de ser la segunda ciudad de España con más contagiados por el COVID-19, el estado de alarma es más estricto por lo que ir a Correos a enviar no se considera una urgencia, una necesidad básica ni es estrictamente necesario.

Con las empresas de mensajería es tres cuartos de lo mismo, te piden que te asegures de que donde vayas a enviar esté abierto o que haya alguien en el domicilio que dejarán en la puerta. En caso de estar cerrado o que no haya nadie lo devuelven inmediatamente sin esperar los plazos habituales para ello. Tampoco hacen entregas en puntos de recogida de paquetes.

Este estado de alarma decretado por el Gobierno que restringe la libre circulación de ciudadanos es para evitar que el coronavirus siga expandiéndose por todas partes. Al quedarnos en casa nos aseguramos de que no nos contagiamos al mismo tiempo que evitamos contagiar a los demás si ya lo estuviéramos.

Evita salir a la calle y si lo haces que sea por causa justificada. Mejor quédate en casa, por tu salud, por la salud de los tuyos y por la salud de los demás.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − = 5

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud